Durante este año el tema y lema que nos guía y acompaña en el Centro Villa San José es “Buscadores de tesoros”.

Bajo esta frase hemos descubierto y valorado tesoros como: la paz, la amistad, el perdón, el  de la fe, el contar con ayuda, el de la salud, el de dar y recibir cariño, el valor de uno mismo, el de la sonrisa y tantos más…

Ahora lo que os proponemos es profundizar y reflexionar sobre la figura y los valores de la persona que busca. Cuando uno busca algo en la vida, pero algo que realmente nos importa, nos movemos y trabajamos para conseguir lo que deseamos y soñamos, y a veces lo encontramos y otras no.
En la vida espiritual el deseo de buscar, no sólo te abre al encuentro, no sólo te coloca en el deseo de querer vivir en actitud de buscador. En la vida espiritual buscar, es ya encuentro, es ya presencia que nos habita, es un tesoro. Dice San Agustín: “El que busca camina. Buscaste, pues ya encontraste“.

Si pensamos en un personaje de buscador de tesoros, nos viene a la cabeza la imagen de diferentes escenas.  La búsqueda de un tesoro, real o imaginario, ha sido una de las excusas argumentales de la literatura y del cine; desde cuentos como el de Las Mil y una Noches con sus cuevas llenas de tesoros hasta los de piratas con sus islas repletas de oro. Ir tras un tesoro, ha sido siempre y será, la más grande de las aventuras…

Hoy vamos a traer un personaje de película para ejemplificar a un buscador de tesoros; Indiana Jones. Pero también vamos a traer a un buscador de tesoros de la vida real: San Luis Guanella. Ellos nos van a mostrar las actitudes que se necesitan en ambos casos.

Vamos a colocarles primero a cada personaje el sombrero, y con ello les vestimos de las primeras actitudes que tiene un buscador: espíritu de aventura y valentía.

El buscador de tesoros necesita unas botas

Imaginamos que un buscador tiene que caminar mucho, sortear obstáculos. Necesita unas botas para caminar, para hacer el camino. Siempre en camino. El camino a veces es bonito, por el paisaje, la gente que me encuentro, por quien camina a mi lado…

Otras el camino es duro, cansado, con piedras, en ocasiones parece no tener sentido, que nunca se  llega… Sin embargo el camino enseña, y me enseña a avanzar, aprender, a esforzarme, a esperar…
Nuestro querido amigo San Luis Guanella como buen buscador, decía que no podemos pararnos mientras haya pobres que socorrer.  Él siempre estaba en camino hacia el necesitado. Y a pesar de las dificultades, siempre adelante.
Un buscador de tesoros necesita un mapa donde hacer una lectura profunda del terreno y una brújula para orientarse

Un buscador necesita unos prismáticos  para ampliar la imagen de los objetivos distantes.

Don Guanella, encontró su guía, su brújula en el evangelio. Descubrió en la Palabra la buena noticia, aprendió a leer la Palabra por encima de otras palabras.
Don Guanella tenía una mirada observadora, tenía claro el proyecto de futuro que ya era presente: servir y amar y esto, siempre lo tenía en cuenta.

Un buscador tiene cofres donde guardar los tesoros encontrados, oro, dinero, joyas.

Don Guanella vivía que el hombre, toda persona, cada persona, es un tesoro en sí mismo, pero también es frágil, así nos cuenta San Pablo: “somos tesoros en básicas de barro”.

Un buscador necesita comer y una cantimplora para beber, para coger energía y buscar sin descanso.

Un buscador necesita un diario de campo en donde anotar las observaciones, en donde analizar, relacionar y orientarse.
Don Guanella, encontraba su energía y fortaleza en el pan de Jesús, en la oración. Desde la oración encontraba luz, la fuerza para afrontar las dificultades del camino, pues se sentía y sabía amado de Dios
Don Guanella escribía cartas, anotaciones de su mundo interior, de su oración personal, y desde esa observación y conocimiento personal iba analizando la huella de Dios en su vida, y enseñando a otros a descubrirla.

Ahora, nos queda a que nos animemos a ser buscadores de tesoros en nuestra vida.

Para todos ¡Feliz Aventura!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Haga clic en el enlace para más información.

ACEPTAR